Google Home Mini, todo el poder de google en tu sala

La bocina inteligente de Google, gracias a la integración de Google Assistant, es un buen y económico paso para sumarse al ecosistema de las casas conectadas.

DISEÑO

El tamaño y el peso del Home Mini, hacen que se pueda colocar y mover a cualquier lugar de la casa sin complicaciones. Los colores propuestos por Google, coral, negro y gris, también hacen que pueda integrarse a la decoración de la casa sin llamar demasiado la atención.

Tal vez para algunas personas el “mayor” problema en términos de diseño es que tiene que estar conectado a la luz para funcionar, pero en mi caso, no le quitó practicidad.

Pero más allá del diseño, lo que importa en este tipo de bocinas es el desempeño.

DESEMPEÑO

De entrada, hacer las instalaciones necesarias para utilizarla toma menos de 10 minutos. Hay que conectarla a una corriente de luz, bajar la app de Google Home y seguir los pasos que se describen en ella, que van desde confirmar que se escuchó un timbre cuando se prendió la bocina y ligarla a una red Wi-Fi. Posteriormente se pueden hacer muchas otras personalizaciones que permitirán que Home Mini siga las instrucciones de manera más acertada.

La Home Mini es suficientemente inteligente para reconocer quién le está hablando y, a partir de eso, dar las respuestas adecuadas. Eso claro, si las personas que la utilizan –hasta seis–, descargan la app de Google Home y entrenan a la bocina para reconocer su voz.